Octubre 22, 2021

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me
Documento sin título
 

Incierto devenir de Madre de Dios

Periodista

 Por. Héctor A. Mamio Imano

08 Setiembre 2921

La crisis sanitaria  que estamos atravesado desde  marzo del 2020 , sin duda hizo  aflorar los grandes  problemas sociales  que se escondían , detrás  del cuento de las ventajas del modelo neoliberal ,que se aplica  en el país desde hace 40 años, en el caso de Madre de Dios este modelo económico nos ha traído un modelo mercantilista de extracción de materia prima ,que produjo severas cambios sociales, ambientales, culturales y económicos  en la  región ,así la extracción del  oro,  una actividad económica  fundamental  que  llego a aportar el 46 % del PBI regional,  sin embargo  esta no se reflejo  en la mejora del índice de desarrollo humano de la población  y es que,  todas los grandes compañías  mineros y empresas  de maquinarias y combustible ,    que se asentaron en su momento en la región  no pagaban  impuestos ,estos solo produjeron deforestación de grandes extensiones  de bosques primarios, las quebradas, aguajales y cochas   desaparecieron en muchos casos, o se convirtieron en espejos de agua muertos, se contamina con mercurio todos los días ,el agua  la flora y fauna, afectando la salud de las personas.

La situación social  se degrado,  la prostitución, la trata de personas  los crímenes se multiplicaron ,esto se profundizo a partir del año 2012 ,donde estas zonas mineras  era zonas liberadas,   sin autoridad, y sin presencia   del estado,  a tal punto  que cuando fallecía  una persona y el fiscal preguntona el nombre del fallecido el patrón  no le conocía por su nombre , si no por su apelativo o ”chapa”

Hoy Madre de Dios está transitando a un devenir incierto, si es que el cultivo de la hoja de coca y el narcotráfico se incrementa tal como se está constatando en los últimos años ,es grave porque  como sostienen  los especialistas en tenas de narcotráfico, Jaime Antezana y Rubén Vargas. La minería ilegal en la región Madre de Dios,  estaría siendo utilizada por el narcotráfico para el lavado de activos, Jaime Antezana  sostenía en marzo del 2012 ” que para nadie es un secreto que desde hace unos cuatro años en la región Madre de Dios, en la frontera con Brasil y Bolivia, se ha producido un “encuentro” entre la minería ilegal, que depreda el medio ambiente, y el narcotráfico.”

Desde entonces a la fecha esta situación creció, a tal punto que se denuncia hoy,  que el cultivo de la hoja de coca que estaba focalizada  en  las alturas de Inambari  en Puno , esta se desplazo a varias localidades como Villa Santiago, Santa Rosa, en el rio piedras,

También la operación Harpía II de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) identificó nuevas zonas de deforestación por minería ilegal en la región amazónica, además de dos avionetas y dos pistas de aterrizaje clandestinas en el Parque Nacional Bahuaja Sonene , esta situación también se repite  en la reserva nacional Tambopata .

En Madre de Dios  los cultivos de coca han ingresado a un acelerado crecimiento de expansión ya que se tiene apuntes de cultivo en la frontera con Bolivia , en la comunidad de Santa María donde la policía  nacional  hizo  incursiones , encontrando pozos  e insumos  para el procesado  de la hoja de coca, conversando con un ciudadano que tiene  una concesión de castaña en el alto rio piedras, indica que siempre se ve avionetas volando “bajito”, esta situación  del cultivo de la coca tiene varias aristas, que hoy se ha agravado,  como consecuencia de  la escases de trabajo,  donde  producto de la pandemia, muchas empresas cerraron o redujeron  sus planillas ,abandono por las autoridades  a la población que se dedican al cultivo del campo , de acuerdo  a datos del  2019, es  decir pre-pandemia   en el  último informe de Devida, que cuenta con el respaldo de la Oficina de las Naciones Unidas Contra La Droga y el Delito (Unodc, por sus siglas en inglés), señala que, dicho año , se reportaron 54.655 hectáreas de cultivo de hoja de coca en todo el Perú. El 48 % de ese total, es decir 26.234 hectáreas, se encontraban en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), un área que sigue siendo la principal cuenca cocalera del país. La segunda cuenca más importante de este cultivo, por otro lado, es La Convención-Lares, en Cusco, con 16 %; y la tercera, Inambari-Tambopata, en Madre de Dios, con 11 %. 

Es una verdad indiscutible que el cultivo de la coca y el narcotráfico se ha incrementado en la región, según el comercio  seria 1,200 hectáreas, insumo que las autoridades de la región deben tomar conocimiento con responsabilidad, de no hacerlo estarían contribuyendo  a condenar  a la población  y la región  a un futuro incierto, Madre de Dios tiene todas las condiciones para que las actividades ilícitas ,se multipliquen por ello es necesario que la misma población debe de resistirse  a que se replique un nuevo VRAE  en este paraíso,  está en nuestras manos  impedi. 

 

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Martes, 07 Septiembre 2021 19:34
Hector A. Mamio Imano

El promotor y actual gerente general, hacia programas periodístico radial en emisoras local, por esos años la Escuela de Periodismo Jaime Bausate y Meza.

vozamazonica.com

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Ad Sidebar
© 2020 Voz Amazonica Radio All Rights Reserved. Designed By madrededios.com.pe